La Recepción
 

Barbarroja, el anfitrión más amable de la exposición (o, por lo menos, el único que no intentó vender nada) en el momento de recibir al líder del Clan. Siempre con una sonrisa para alegrarle el día a las personas.