Luchando por el amor y la justicia: Niñas mágicas
(por Sakurita)

La gran mayoría de nosotros hemos visto alguna vez un show de niñas mágicas, por mero accidente o porque nos gusta, y hemos caído rendidos ante la simpatía de estos programas. Este género de manga y anime es de los más populares en Japón, y no solo es apreciado por el público femenino; por la belleza y gracia de sus protagonistas, los hombres también caen en la tentación de leer o ver historias con el tema de niñas mágicas. En pocas palabras, la trama en general de las majokos (niñas mágicas) es de una chica bonita que de alguna manera obtiene poderes que la convierten en una especie de heroína que lucha por el bien.

Podemos identificar claramente a las niñas mágicas, si pensamos en Sailor Moon, anime que goza de gran fama en el mundo entero, y que reúne todas las características que un programa debe presentar para ser considerado dentro de la categoría de niñas mágicas.

Sailor Moon tiene hermosas chicas, lindos trajes, buena música, escenas de transformación, comedia, romance y acción. Elementos básicos de las niñas mágicas. Pero aunque todos conocemos a las marineritas, desde hace mucho tiempo transmiten programas de niñas mágicas en nuestro país.

Uno de los clásicos de este género que estuvo en la televisión mexicana es Gigi, cuyo nombre original es Minki Momo. Esta niña, que era una princesa de otro planeta, se transformaba con ayuda de una varita mágica. Tomaba la forma de una chica mucho mayor y ayudaba a alguien que se encontraba en problemas. Tenía como mascotas varios animalitos que hablaban, un perro, un pajarito y un chango, que también trataban de resolver las dificultades junto con Gigi.

Los programas de niñas mágicas son muy entretenidos de ver, ya que cuentan con gran colorido y diversión y casi siempre contienen poca o nada de violencia, aún cuando llega el momento de enfrentar al mal, las peleas no son tan crueles como en animes de mecha, por ejemplo. Aunque hay excepciones, como en Rayearth, donde si llega a correr la sangre. A pesar de esto, los buenos momentos superan a los malos, haciendo a los animes de niñas mágicas aptos para niños muy pequeños.

Si analizamos el éxito del que gozan las historias de niñas mágicas podemos descubrir varios puntos importantes. En primer lugar la o las chicas son muchachas jóvenes y bonitas, siendo esto atractivo a la vista. Generalmente llevan una vida de estudiante normal, van a la escuela, tienen que hacer tareas y enfrentarse a maestros y exámenes, este es un factor que las vuelve identificables con las niñas que ven el programa. También hay jóvenes guapos, y algo de romance, constituyendo el lado sentimental del show.

Las transformaciones son una secuencia de color, magia y música, y los objetos con los que se realiza este cambio son comercializados, poniendo así al alcance de todas las que ven el programa los accesorios de su heroína. De esta manera pueden imitar los movimientos que ven en el programa y sentirse parte de la historia. Cosa que no sucede con las historias de mecha o fantasía, ningún fan de Evangelion puede presumir de tener su propia unidad EVA de tamaño natural, ni tampoco de montarla para subir a pelear. En la fantasía sucede lo mismo, armaduras y espadas no son algo muy cómodo para llevar por todos lados, en cambio, un broche de transformación, o un cetro mágico son fácilmente transportables.

Lo más importante de estas historias es que la magia está presente, haciendo a los que las ven divertirse, emocionarse y soñar al observar los poderes y transformaciones llenos chispas, estrellas y colorido.
En resumen de todo lo dicho anteriormente, he aquí una serie de elementos que por regla general aparecen en un programa de niñas mágicas:

Si bien el anime de niñas mágicas más popular entre el público es Sailor Moon por la difusión que tuvo en la televisión de nuestro país, hay otras buenas series que muchos nunca ha oído nombrar. Por esta razón, a continuación una breve reseña de algunas historias de niñas mágicas bastante entretenidas.

Kaitou Saint Tail
Ai To Yuuki no Pig Girl Tonde Buurin
Nurse Angel Ririka SOS
Fancy Lala