El deseo de Serena

Capitulo 1:

-Serena...-
-¿Eh?-
-¡Deja de dormir! ¡Esto es muy importante!-

No era la primera vez que Luna regañaba a Serena; claro que Luna trataba que Serena prestara atención por su bien, pero Serena simplemente no podia entenderlo.

Esta vez se trataba de algo importante, una extraña "enfermedad" acechaba a la gente de la ciudad número 10, dejandola sin energía. Aunque para las scouts era bastante obvio que esto no era una enfermedad común, aun no encontraban la razón de dichos sucesos, y mucho menos la cura.

-Creo que como sailor scout y futura reina, debes esforzarte mucho más, especialmente ahora, en época de exámenes. Debes pensar que todas estan haciendo su mejor esfuerzo y tu, como princesa, debes dar el ejemplo, Serena...-

- ... -
-Serena...-
- ... -
-¡¡SERENA!!-

Serena saltó rápidamente de la pequeña mesa de té y fué a parar contra la estanteria de libros de Rei.
-¡Ahy!- grito fuertemente Serena -¡Mi cabeza!-

Serena odiaba quedar en ridiculo, y al ver que sus amigas se reian de su repentino golpe grito furiosa:
-¡¡Aaarrgggghhh!! ¡Odio ser una scout! ¡Ahora lo unico que quiero hacer es dormir y ni para eso tengo tiempo!-
-Callate, Serena- dijo Luna -como si no te la pasaras durmiendo todo el día-

Al ver que todas volvian a reir, Serena se puso roja de furia.
-¡Desearia no haber sido jamás una sailor scout!- y salió del templo Hikawa dando un portazo.
Serena se sentó en un banco que estaba en una calle, era de noche y hacia frio, pero estaba tan cansada que parecia no importarle.

-¿Quién se cree que es Luna? ¿Cómo se atreve a tratarme asi, a mi, su futura reina? ¡Que insolencia!- con el rostro lleno de orgullo cerró los ojos y sintió una fuerte brisa que susurró su nombre...

-Serena...-
-¿Qué? ¿Quién es?- dijo Serena abriendo los ojos -¡Ah! ¿Donde estoy?-
Se encontraba flotando en un espacio negro, aun así habia luz, ya que podia ver sus propias manos, pero no habia nada a su alrededor, solo un gran vacío.

-Estás en el lugar en el que quieras estar...- dijo la voz de una mujer suavemente al oido. Serena volteó en busca de la dueña de la voz, pero solo encontró el vacío.
-¿Quién eres?- dijo Serena asustada.
-Soy lo que quieras que sea...-
-¿Qué?-
-Tu deseas y yo cumplo. Tu deseaste no ser sailor scout y eso es lo que obtendrás-

-Pero...- antes de poder terminar la frase sintió que caia, pero no estaba segura de que asi fuera, puesto que como todo era negro no podia darse cuenta si subia o bajaba.

De repente una luz blanca la segó y tuvo que cubrirse los ojos...
-Serena- escuchó una voz familiar que la llamaba.
-¿Quién es?- gritó Serena con las manos en los ojos...

Todos comenzaron a reirse, Serena se destapó los ojos y observó a Molly junto a ella. Estaban en el aula, la señorita Monica y Molly estaban paradas a su lado, el resto de la clase reía a caracajadas ante el despertar de Serena.
-¡Serena!- gritó la señorita Monica -¿Otra vez dormida en clase?
-¿Dormida?- pregunto Serena mientras se refregaba los ojos.
-Si, Serena- dijo Molly con aire preocupado -volviste a llegar tarde, olvidaste tu tarea, tu almuerzo y para mal de males te quedaste dormida en clases- Molly se acercó más a Serena y la examino de pies a cabeza- ¿Te pasa algo Serena?-
-No, Molly. Solo tuve un sueño muy raro- al decir esto se encaminó al pasillo, sabiendo que eso era lo que la señorita Monica queria. Tras ella se cerró la puerta.

-¡Ohy, no puedo creer que volví a olvidar mi almuerzo! ¡Y con el hambre que tengo!... ¡Ami! ¿Qué haces aqui?-

Ami caminaba por el largo corredor sosteniendo una enorme pila de libros, al parecer se dirijia a la biblioteca para devolverlos, eso era algo en lo que Ami era muy puntual. Al escuchar la voz de Serena, Ami se dió vuelta expresión sorprendida y dijo frunciendo el ceño de manera pensativa:
-Perdón... ¿nos conocemos?-
-Ja, ja, ja... ¡Ami, que graciosa! Se que te dá verguenza decir que me conoces después de que volví a quedarme dormida en clases, pero esto es demasiado- dijo Serena alegremente.
-Perdón- dijo Ami -pero estoy muy apurada, eh...-
-...Serena-
-Eh, si... Serena- y se apresuró hacia la biblioteca, cubierta por una pila de libros.
-¿Ami?-

A la salida de la escuela, Serena se encaminó a el centro de juegos, habia quedado en reunirse con Darien para hablar sobre las extrañas enfermedades que arrasaban con la población de Tokio.

-Hola Serena- dijo Andrew al ver que Serena cruzaba la puerta automática- ¿Cómo estás?-
-Bien Andrew ¿Viste a Darien?-
-Si... pero me extraña que preguntes, esta en la parte de atras, jugando al video juego nuevo que llego ayer, con su novia-
-¿Que?- dijo Serena mientras abria grande los ojos- ¿Su novia?-
-Si- dijo Andrew- esa chica que siempre lo acompaña... Es muy bonita-

A Serena le faltaba el aire... Caminó lentamente hasta la trastienda, donde guardaban los juegos nuevos que aun no habian sido instalados, paso a paso, conteniendo el aliento hasta que abrió la puerta y vió a Darien. Detras de él se asomaba una hermosa joven de cabellos verdes, a quien llamó diciendo: -Michiru, cariño, ven a ver esto-



CONTINUARA....

Cualquier duda y/o comentario escriban a
petrone@onenet.com.ar

1