Un Fan Fiction de Rurouni Kenshin (3° parte)

Por: Sailor Sun (vmariola@hotmail.com) &
Sailor Phoenix (tsuki_no_hikaru@hotmail.com)


Shishio se acerca a Yumi, y acariciándole sus labios con el guante, se coloca frente a ella. Rápidamente ella se arroja a sus brazos, y Shishio la besa de una forma que sorprende a todos. Pasa un minuto; de repente, empiezan a brotar chispas de los labios de ambos.

Hoji: ¡¡Oh no, Fuego, fuego, fuego!!

Tokio ¿Qué clase de técnica es esta?

Saito: Sus labios están ardiendo; esto es anormal.

Kaoru: Eso debe doler, en verdad que sí!

Soujiro: Esa debe ser la técnica secreta Homuradama del señor Shishio.

Han pasado tres minutos. Shishio y Yumi aún se besan con la misma fuerza que cuando iniciaron. Todos están asombrados.

Hiko: ¿Cuánto tiempo piensan seguir así?

Saito: Hasta que mueran, claro está.

Tokio: ¿Es que acaso no necesitan respirar?

Finalmente terminan. Nadie puede creer lo mucho que han durado.

Yahiko: No puede ser...es...es...imposible.

Okina: Si no lo hubiera visto, no lo creería.

Hiko: He quedado verdaderamente sorprendido.

Soujiro: Diez minutos y quince segundos. Jajajaja, genial!

Hoji: ¡¡Fuerte, fuerte, fuerte, fuerte, fuerte, FUERTE! El señor Shishio es el único que puede tomar el control de este país. Es el único que puede gobernar al Japón!

Tokio: ¿Y acaso se la pasará besando a los ciudadanos?

Shishio: Yumi, ¿qué piensas de mi Homuradama? No es esta la primera vez que sientes que te besan y queman los labios al mismo tiempo? Dime, ¿seguirás enamorada?

Yumi (con ojos tiernos y sonrojada): Señor Shishio, sí...

Shishio: ¿Qué te pareció mi técnica Battousai? Acéptenlo! Han perdido. Son débiles, no saben besar.

Soujiro: En esta competencia, el que más tiempo bese sobrevive, y el que no, simplemente muere ^_^

Sanosuke: Aghh, no puedo soportarlo. ¿Eres tonto, tonto, tontísimo o qué?!! En este mundo al que llamamos vida, sólo eres un mocoso que acaba de nacer. Los que besen poco ahora, resistirán más tiempo mañana.

Saito(mientras abraza a Tokio): Bueno, casi todos, estúpido!

Sanosuke: Te estás burlando de mí Saito??? ¿Que parte de mí...?

Saito: Todo.

Yahiko: Pero no es justo. Aoshi no ha participado. ¿Por qué rayos no trajeron a Misao?

Hoji: Ya te dije chiquillo, que no hay ninguna Misao. Investigamos todo sobre Shinomori por dos semanas, y no encontramos nada!

Shishio: Déjalo que siga protestando, no importa. Además, déjame saborear y disfrutar de mi victoria.

Las puertas del Salón del Fuego se abren de par en par. Todos se voltean y miran a la persona que ha llegado, mientras esta dice: “No! Es demasiado pronto para terminar o gozar de tu victoria!”

Yahiko: ¡¡¡Es Misao Makimachi!!!

Hoji: ¿¿¿Que - qué??? Pero si ella no está en los archivos, como es posible que...oh un momento, Makimachi? (Leyendo un documento) Misao Makimachi, edad: 16 años, nieta del antiguo líder de los Oniwabanshuu. Desde la partida de Aoshi del Aoiya, ha realizado varios viajes buscándolo sin éxito alguno. En su último viaje conoció a Kenshin Himura, a quien ayudó en el incidente de la aldea Shingetsu; como líder suplente de los Oniwabanshuu, ayudó a evitar el incendio de Kyoto...mejor no sigo leyendo...

Shishio: Mmmmm. Hoji, Hoji dime, qué paso?

Yahiko: Ven??? Aoshi sí tenía a alguien para competir. Debe competir!

Aoshi: Ejem...Competir??

Misao: ¿¿Competir en qué, enano??

Yahiko (sonriendo maliciosamente y de nuevo sobre la cabeza de Hiko): En la competencia del beso más largo, por supuesto.

Misao (en su mente): ¡Oh Hanya, gracias por guiarme hasta aquí!

Shishio (muy extasiado por su aparente victoria): Olvídalo pequeña.

Yumi: En verdad piensas participar, ¿no crees que eres muy pequeña? Tuviste que correr desde el Aoiya hasta acá, y subir rápidamente las escaleras, eso es muy duro. Además te ves exhausta, y entiendo el porqué de tu cansancio, son duras las carreras. A todo esto le podemos agregar, que no eres más que una chiquilla de 16 años. ¿Acaso crees que podrás vencerme? Mira a estas tres, son mayores que tú, y ni juntas pudieron derrotarme.

Shishio: Es cierto chiquilla. Mira esta realidad que habla ante tus ojos. El legendario destajador Battousai Himura y el antiguo Capitán de la tropa #3 del Shinsen-gumi, y este peleador callejero fueron derrotados; por más que lo intentaron no lograron superarme; ¡Es cosa de dioses, claro!

Misao: ¿¿¿Que - qué??? Que soy una chiquilla?

Tokio: Bueno, tienes 16 años solamente.

Misao: ¡Qué crueles son los adultos!

Megumi: ¡¡Entonces por qué no maduras chiquilla!!

Misao: ¡¡¡¿CÓMO?!!!

Yumi: Además el jurado aún no decide si Shinomori puede participar.

Hiko: Bueno, como presidente de la mesa de jurados...

Hoji: Oye, y a ti quién te nombro?

Hiko: ¿Tienes algún problema?

Hoji: .....................

Hiko: ¿ Qué? ¿No me contestas porque me temes? Vaya, eres algo inteligente.... Como decía, se ha comprobado que Aoshi Shinomori sí tenía una admiradora, así que puede participar.

Sanosuke: Creo que ahora es su momento de besar a Misao, señor Shinomori. Hablar no nos dará más puntos ni nos llevará a ningún lado.

Aoshi: Pero...

Kenshin: ¡Vamos Aoshi! Recobra la fortaleza de tu mente. Recóbrala ahora. Recupera el orgullo que has perdido. Ahora es el tiempo para que lo hagas. ¡Este es el momento para que abras tus ojos! ¡Ya bésala!

Aoshi (con su cabeza baja, y sus ojos aún inexpresivos): ¿Okina?

Okina: (empieza a hablar con una expresión seria en su rostro) Aoshi, recuerda: no debes perder el orgullo de los Oniwabanshuu...(pero ahora con una risa frenética le dice) y bésala ya!! jajajajaja!!

Todos se quedan mirando a Aoshi, y él observa a Misao: ella lo ve fijamente. Le mira con una expresión triste, al tiempo que recordaba cómo se fue del Aoiya sin despedirse cuando era una pequeña, y lo que él le había dicho el día que atacó a Okina: “Márchate, y si eres sensata, no te vuelvas a cruzar en mi camino”. Aoshi la observa detenidamente, y pensó: “Pero si sólo tiene 16 años, cómo voy a...”. En ese momento, Aoshi le dice:

Aoshi: Misao, te dejé con Okina confiando que así te alejarías de la vida de los Oniwabanshuu que es muy peligrosa. Te dije que si sabías lo que te convenía, lo mejor era que te alejaras de mí. Con los Oniwabanshuu siempre estarías en peligro. Es mejor que lo olvides todo...es mejor que me olvides.

Misao se sorprende, da la media vuelta y se aleja unos metros. Todos están estupefactos . De repente Misao se voltea y grita:

Misao: ¡¿Olvidarlo todo?! Lo siento señor Aoshi, para mí los Oniwabanshuu son mi familia, sin ellos yo no podría ser feliz; además cómo voy a olvidarme de alguien a quien quiero y por quien me preocupo mucho; ¡¿Cómo podría olvidarte Aoshi?!

Aoshi se sorprende al escuchar a Misao llamarle por su nombre. Diciendo esto, ella empezó a correr y dando un gran salto le arrojó los brazos al cuello, abraza a Aoshi y lo besa. Aoshi está petrificado como una estatua y no sabe qué hacer; todos están asombrados pero no más que Aoshi.

Okina: ¡¡¡TOMEN EL TIEMPO, TOMEN EL TIEMPO!!!

Los miembros del jurado toman sus relojes. Pasa uno minuto y medio. Todos están sorprendidos. Misao sintió que ya no podía seguir más, y se habría detenido si no hubiera ocurrido algo extraordinario. De repente se escucha el sonido de las Kodachi: ¡¡¡Aoshi las ha soltado, y para sorpresa de todos abraza a Misao!!!. Esto le da fuerzas para seguir. Aoshi la está abrazando tiernamente, y Misao se aferra a él con más confianza. Pasa otro minuto más.

Megumi: No se mueven.

Kaoru: Es el límite del alcance de ambos. Creo que esta inmovilidad aún durará.

Sanosuke: No puedo creer que ella aún lo esté besando.

Saito: ¿Será parte del entrenamiento de los Oniwabanshuu?

Transcurren dos minutos más. La intensidad del beso de Aoshi y Misao no ha mermado, pero lo que más sorprende a todos no es la duración del beso. Aoshi sostiene tiernamente a Misao con un solo brazo, y con su mano le acaricia su mejilla; con esa misma ternura la está besando, es un cambio sorprendente en la actitud de Aoshi. Misao por el otro lado, pasa sus dedos por el negro cabello de Aoshi, y se abraza a él con fuerza.

Sanosuke: Mira Kenshin, su actitud ha cambiado!

Kenshin: Sí, es la primera vez que lo veo actuar de esa forma. Tal vez este sea Aoshi Shinomori antes de involucrarse con Kanryu, el sujeto que Okina reconoció como líder, el que esos cuatro respetaron y Misao amó...bueno, ama. Es el jefe del castillo Oniwabanshuu de Edo.

Okina: Llevan tres minutos y medio. Sumado con el tiempo anterior hacen un total de 10 minutos y treinta y cinco segundos. ¡Son los ganadores!

Hoji: ¡No puede ser que una chiquilla pudiera vencernos. ¿Cómo es posible?!

Shishio: Según lo veo, ella es la causa inmediata de nuestra derrota, pero también hay otras, empezando por la PÉSIMA INVESTIGACIÓN QUE REALIZASTE!!. Por tu culpa ahora estoy en la ruina, el Rengoku fue destruido, el Jupongatana ha sido derrotado, y ahora esto. Seguir tus consejos ha sido mi mayor equivocación!!!

Soujiro(con una hermosa sonrisa): ^_^ Parece que ellos son los ganadores!

Tokio/Kaoru/Megumi: Rayos, él sí sabe cómo besar. Él es sencillamente...ENCANTADOR!!!

Megumi: ¬_¬ Oye Sanosuke, por que no me abrazaste así cuando me besaste?

Sanosuke (sonrojado): ¿Pero que dices Megumi? Ehh... claro que te abrace así...

Kaoru: Y tú Kenshin, ¿por qué no me besaste de la misma forma en que Aoshi besa a Misao?

Kenshin (muy sonrojado): Oh Kaoru, es que...yo...son dos estilos totalmente diferentes, y...bueno...no te puedes quejar...

Tokio (con tono de puchero):Hajime, tú besas mucho mejor de lo que ellos lo hacen, por qué no me besaste como siempre??

Saito: Tokio, mi amor, estamos frente a otras personas. No puedo hacer lo de siempre frente a ellos.

Todos (menos Aoshi y Misao) se voltean y los miran con los ojos muy abiertos.

Saito: ¡¿Qué les pasa?! Tokio es mi esposa, y este asunto no les interesa a ustedes.

Yumi: Shishio, por qué no me besaste con la misma intensidad que ellos?

Shishio: Ehhh...Yumi, recuerda que por causa de mis quemaduras, no puedo besarte más de quince minutos.

Yumi: Pero si sólo llegamos a diez minutos.

Hoji: ¡Noooooo! No lo aceptaré, el señor Shishio estaba ganando la competencia. El señor Shishio no puede perder, él jamás perdería!

Saito: No es así. En esta competencia, el que besa más tiempo es el ganador. Si eres fuerte lo haces, por el contrario si eres débil, irremediablemente pierdes.

Shishio: Esto es tu culpa Hoji, no volveré a escuchar tus tontas estrategias.

En ese momento Shishio persigue a Hoji, quien huye del Salón del Fuego. Yumi va corriendo detrás de Shishio.

Sanosuke: Hemos ganado!

Todos están celebrando, pero de pronto Okina observa su reloj. Han pasado casi cinco minutos desde que Misao besó a Aoshi y aún siguen!!! Todavía él la abraza con fuerza. Aoshi piensa: “Por fin, pudimos darle a los Oniwabanshuu el título de los más poderosos, querida Misao”. Mientras tanto, Misao pensaba: “Oh Aoshi...” . Todos los estaban observando, y sólo se escuchaba la voz de Okina que decía: “Misao....Misao ya ganamos, puedes dejar de besar a Aoshi. Oye Misao... Aoshi, ya vencimos, puedes dejar de besarla... Aoshi, Misao... Misao...”

__________________

“Misao... Misao... MISAO!”

De repente Misao deja de imaginar, y se encuentra cara a cara con Yahiko. Sin poder evitarlo se sonroja por todo lo que había pensado. “¿Qué te ocurre?” le pregunta el chico. “No, no es nada”, le contesta, pero aún sonrojada. “Saito ya llegó, y Sanosuke, Kenshin y él están listos para irse. ¿Vas a desearles suerte?” “Por supuesto, Yahiko!”. El joven espadachín sale, y caminando detrás de él, Misao seguía pensando “Ahh...si todo pudiera arreglarse con un beso”.

FIN


Volver a la página de fanfics